Corredor con causa busca ayuda…

Running-Man-Silhouette

Hola. Mi nombre es Arturo y soy lo que algunos llaman un Corredor con Causa. ¿Que qué &%$ç# significa eso? En primer lugar, pues que tengo un extraño hábito: me gusta correr. Sí, lo disfruto. Y que de vez en vez, aprovecho carreras para ‘vender’ a buenos samaritanos los kilómetros que voy a correr (una suerte de compromiso/apoyo que ayuda en la parte motivacional) a cambio de que el ‘precio’ de cada uno de esos kilómetros vaya a parar a una fundación, ONG o asociación civil.

Correr es algo que en lo personal me deja mucho. Mucho más de los posibles beneficios de realizar una actividad física. Es mi terapia y mi fortaleza de la soledad, mi lugar de catarsis y mi espacio para buscar inspiración o creatividad o dejarme llevar en interpretaciones de un libro o de una película, es mi Zona Zen y a donde voy a para poner orden en la cabeza cuando siento que hay demasiadas ideas encima, es donde platico y me peleo conmigo mismo. Es algo con un enorme significado para mí porque me gusta mucho pensar, reflexionar, hacer ejercicios introspectivos, cuestionarme, dejarme llevar en una idea… y correr me ayuda en eso.

Y me gusta la idea de que eso pueda servir de pretexto para intentar hacer una carrera algo útil o significativo para alguien más que para mí.

Y aquí es donde la participación de quienes leen estás líneas entra (no, espérense, síganle leyendo, no los pondré a correr. Lo prometo).

8502388264_c326942df2

Hace un par de años tuve la oportunidad de apoyar a ConGanas, una AC que busca otorgar a pacientes con cáncer, familiares y amigos un apoyo integral en su batalla diaria contra esta enfermedad. Gracias a una treintena de personas que decidieron comprar kilómetros de $100 pesos logramos aportar algo a esta AC. Sé que no es mucho dinero, pero también sé que lo poco que sea, puede ayudar. Y de eso se trata. Si a mi correr ya me ayuda bastante, ¿por qué no me echan la mano y me siguen la corriente para ver si podemos hacer que ayude a alguien más?

Ustedes compran un kilómetro ($200 pesos… o medio kilómetro o 5.), me impulsan/presionan/comprometen/motivan para partirme el alma en mi medio maratón, y una fundación (de su elección) recibe un (muy necesario) apoyo directamente. Nada de intermediarios raros o sospechosismos de a dónde va a parar el dinero.

(¡Y el donativo es deducible de impuestos!)

Y aquí es donde este año todo es más sencillo.

Captura de pantalla 2013-08-14 a la(s) 21.08.44

En la página del Maratón de la Ciudad de México hay una sección sobre Fundaciones, con toda la información de 6 proyectos distintos a los que les caería bien una ayuda. Además de los datos de números de cuenta y banco, incluso se ha habilitado el poder realizar el donativo vía online a través de un pago con cargo a tarjeta de crédito o usando el servicio PayPal desde la misma página. Ya sea que hagan depósito, transferencia o cargo a tarjeta, solo necesitan mandarme alguna referencia/imagen del pago, a qué Fundación la realizaron y listo.

Más fácil no se puede. Ahí tienen 6 alternativas para elegir una que les gustaría apoyar.

Desafortunadamente no puedo ofrecerles a cambio algo más que un sincero y profundísimo agradecimiento a quienes quieran entrarle al plan. Eso sí, no es gran cosa pero quienes compren kilómetros pueden estar seguro de recibir su merecido crédito (y mi infinita gratitud) por la ayuda, aquí en el blog y en mis redes sociales.

Ahí está la idea.

Quien quiera levantar la mano y entrarle: Muchas gracias.

Mientras se animan, yo seguiré concentrándome en la recta final del entrenamiento para ese esperado (Medio) Maratón, que a su modo replicará la ruta olímpica del maratón de México ’68, arrancando en el Zócalo y terminando en el Estadio Olímpico de C.U. Una ruta que a muchos nos tiene muy emocionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *