Personalísimo Top 16 de 2016

 

moonlight-teaser-poster

 

  1. Moonlight

El poético retrato social.

La película de Barry Jenkins es tan profunda y poderosa en su exploración de las incertidumbres y complejidades emocionales y sentimentales de su protagonista (un afroamericano gay en Miami a quien observamos en su infancia, adolescencia y vida adulta) como del contexto social que lo envuelve y su peso en la sociedad norteamericana actual.

 

  1. LaLaLand

La nostalgia cinéfila.

El segundo largometraje de Damien Chazelle resucita un género clásico, el musical, con la adecuada mezcla de homenaje (los guiños cinéfilos son en verdad diversos y de un estudioso del cine clásico, incluido el amplio formato cinemascope y los saturados colores del technicolor de la década de los 40 y 50) y modernización (desde el montaje coreográfico a la edición), que envuelve una agridulce historia romántica donde hay espacio para la reflexión sobre las pasiones artísticas y los sacrificios detrás de la glamorosa vida de Hollywood.

 

  1. Arrival

La redención Hollywoodense.

El cine grandilocuente de ciencia ficción que domina el panorama mercantil de la industria encuentra su propuesta de valor en la cinta de Dennis Villeneuve protagonizada por Amy Adams sobre la llegada de naves y visitantes de otros planetas a la Tierra. La premisa sirve de pretexto para una de las más interesantes reflexiones sobre la naturaleza humana, la idea de pertenencia, amor y sacrificio; todo esto en una historia que sabe qué revelar a cada paso para que el espectador construya en paralelo el rompecabezas de que se esconde en la trama, lo que hace de los últimos minutos del filme uno de los finales más intensos y emotivos que nos regaló el cine de 2016.

 

  1. Elle

Patologías, poder y erotismo.

Lo de Isabelle Hupert y Paul Verhoeven son palabras mayores. Elle sugiere en sus primeros minutos la historia de una exitosa mujer de negocios violentamente violada en su casa por un ladrón enmascarado, quien creemos buscará venganza y descubrir quién fue su agresor. Pero lo que sucede una vez que este es descubierto resulta un viaje mucho más sugerente y provocador intelectualmente cuando la que asumimos como víctima toma un rol muy distinto respecto a lo sucedido. Si quieren hablar de roles femeninos protagónicos fuertes y complejos, este podría ser un gran ejemplo.

 

  1. Fire at sea

La olvidada realidad.

Contundente, brutal y brillante documental sobre la crisis de migrantes en Europa y el mortal periplo que enfrentan cientos de miles de personas día con día escapando de guerras y destrucción buscando llegar a costas italianas. Se trata de un necesario y valioso documental en las fronteras con el ensayo fílmico, capaz de explorar/inventar formas de contar y narrar estas tragedias y estas historias de esperanza desde perspectivas distintas al del periodismo o los convencionalismos narrativos-informativos.

toni-erdmann

  1. Toni Erdmann

La complejidad moderna.

El mayor atractivo de esta cinta alemana es la complejidad de sus diversas observaciones sociales (del machismo inherente en el mundo de los negocios a las consecuencias sociales de crisis económicas y el oportunismo empresarial en países poderosos hacia sus vecinos), perfectamente atadas en una comedia alrededor de una consultora de negocios cuyo padre trata de reconectar con ella. Precisa, divertida y llena de giros inesperados que la hacen una experiencia muy disfrutable (amén de que dura casi 3 horas… pero hay argumentos para ello).

 

  1. Manchester by the sea

El escondido trauma emocional.

Una de las mayores virtudes del filme de Kenneth Lonergan es su total dominio del ritmo del mismo y de qué y cómo se revelan al espectador las diferentes partes que arman la historia detrás del personaje interpretado brillantemente por Casey Affleck, y que explican su radical alejamiento. Pero son sus flashbacks precisos y exactos, profundos pestañeos al pasado que nos dan la información exacta para entender tanto las viscerales como las sutiles reacciones del personaje central a lo que le sucede, los que se erigen como las joyas de dirección y montaje en el trabajo del respetado dramaturgo y escritor que ya es Lonergan.

 

  1. Love & Friendship

La otra Jane Austen.

Divertido giro a la tradicional dinámica de la protagonista femenina de la novela romántica decimonónica de Jane Austen. Olvidemos esas predisposiciones sobre virtudes, valores, sacrificios y romanticismos para conocer el pragmatismo de Lady Susan (una notable Kate Beckinsale). Dama de apabullante e hilarante incorrección política e inteligencia que utiliza una mordaz y maquiavélica sinceridad como herramienta de apoyo para subir en la escala social de la época, para satisfacer sus deseos más materiales y egocéntricos escondidos detrás de una falsa preocupación maternal por el futuro de su hija.

 

  1. OJ: Made in America

La exhaustiva investigación.

Producido por ESPN como parte de su serial 30 for 30, este documental de casi 8 horas de duración hace una exploración detallada de la vida del afamado deportista O. J. Simpson hasta su encarcelamiento por robo en 2007 pasando por el polémico y globalmente conocido juicio en su contra por asesinato. Pero lo extraordinario del relato es que se construye en paralelo con la historia de la ciudad de Los Ángeles y la relación de su fuerza policiaca con la comunidad a lo largo de casi un siglo, lo que resulta en un espejo que permite observar todo este fenómeno cultural, deportivo, mediático que fue OJ Simpson en un contexto amplio, que alcanza a dibujar desde lo sociológico algunas raíces de los aún imperantes problemas de racismo y discriminación y trato a minorías en Estados Unidos.

 

  1. El Porvenir

El espejo filosófico.

A través de discusiones y conversaciones que pasean por la filosofía (la protagonista, de nuevo extraordinaria Isabelle Huppert, es profesora de filosofía de un colegio), la película construye una ruta para entender, reflexionar y observar con otros ojos y argumentos la historia que contemplamos: el proceso de una mujer de 50 y tantos años que enfrenta la incertidumbre del futuro tras sorpresivamente escuchar a su marido confesar que se ha enamorado de otra mujer y la deja. La sensibilidad del filme de Mia Hansen-Love sabe llevarnos por estas dudas evocando nuestras propias inferencias o experiencias sobre la relación entre lo que pensamos y reflexionamos en el mundo abstracto de las ideas y los argumentos y lo que llegamos a hacer en nuestras vidas.

maxresdefault

  1. American Honey

El vacío existencial juvenil de la America (USA) profunda. La juventud que sobrevive en la tierra de Trump.

 

  1. Hell or High Water

Moderno y eficiente Western crepuscular con sutil y atinado contexto social y económico. Simple y elegante.

 

  1. In Jackson Heights

Diversidad y migración como identidad. La mirada del extraordinario documentalista Frederick Wiseman se asoma a este fascinante collage multicultural en Queens, Nueva York. 

 

  1. La Región Salvaje

La mexicaneidad autoral. Escalante sabe explorar y conquistar nuevos terrenos narrativos sin abandonar sus observaciones sociales y locales (machismo, violencia, homofobia) como parte de una identidad.

 

  1. Son of Saul

La reinveción del retrato sobre el Holocausto. Cuando creíamos que no había nuevas formas de abordarlo… PUM!

 

  1. Hail, Cesar.

Los Coen homenajeando al Hollywood clásico en diferentes géneros con una comedia sobre esa absurda y extraña industria. Bravo.

 

Menciones honoríficas y cuadro de honor:

Loving, Nocturnal Animals, The Red Turtle, Bellas de Noche, Certain Women, Tempestad, Justo ahora, mal entonces, The 13th, Weiner, El abrazo de la serpiente, Operation Avalanche, Blue Jay, A man called Ove.