Google Trekker en Teotihuacan

Google Trekker @ Teotihuacan - 12

Hace algunos días pude acompañar a Daniel Filip y Steven Silverman, ingenieros de Google, en su recorrido-presentación del Trekker en la zona arqueológica de Teotihuacan. Se trata de la más reciente evolución de herramientas para mapear lugares para Google Street view, el revolucionario servicio que nos permite encontrar direcciones en miles de ciudades del mundo a través de Google Maps y ver exactamente cómo es la vista a nivel ‘de calle’. El Trekker es la versión mochila de esa herramienta.

Inicialmente desarrollados para poder mapear millones de calles en todo el mundo, estos inventos (que empezaron con el auto, siguieron con una bicicleta, un vehículo para nievoe y hasta una suerte de carreola que se podía empujar) han dado un salto cuántico respecto a lo que logran ofrecer para cualquier internauta. Y eso es lo que más me agrada y sorprende de esta clase de desarrollos, su capacidad para ser mucho más de lo que inicialmente parece.

Más allá de dar con una dirección o de proveer pragmática y utilitaria información, lo que Street View pone en la mesa también es la posibilidad de visitar lugares turísticos y museos en todo el mundo, caminando virtualmente por estos sitios sin la necesidad de salir de casa. Para millones de personas que podrían tener acceso a internet pero no a viajar a estos lugares, la oportunidad es increíble. Las posibilidades que a nivel educativo ofrecen estas herramientas son ilimitadas. Una clase explicando la arquitectura de edificios de culturas antiguas, permitiendo que la clase vea la distribución de los espacios, los decorados en una plataforma interactiva que muestra el lugar real o  es una oportunidad increíble de dar un paso extra también en los métodos y dinámicas de enseñanza. Lo mismo para hacer un recorrido por un museo, una ciudad o un templo del otro lado del mundo para infinidad de utilidades didácticas.

No son cosas que pasen en meses o días, pero la evolución de estas plataformas y de sus uso en la última década deja claro que son las bases de los terrenos por los que en un futuro cercano caminaremos todos y una realidad que podrá impactar directamente en nuestras vidas, en cómo aprendemos, enseñamos, descubrimos y conocemos. Eso NUNCA será poca cosa.

Les dejo un clip hecho en Vine y AQUÍ una galería en Google+ de fotografías de la visita a Teotihuacán.