Woody Allen, Los Picapiedra y Los Simpsons

Conozca usted la premisa para una sencilla pero funcional rutina de comedia que comparten A Roma con Amor (la más reciente película de Woody Allen), Los Picapiedra e incluso Los Simpsons.

Dentro de la trama de A Roma con Amor, Woody Allen encarna a Jerry, un retirado director de ópera que trata de encontrar pretextos para mantenerse trabajando (un retrato de sus propios miedos y obsesiones como realizador frente a un probable retiro o descanso). Este pretexto llega en forma de su consuegro, Giancarlo (interpretado por el reconocido tenor Fabio Armiliato) un sencillo italiano con una prodigiosa voz a quien Jerry busca convencer de hacer algo con su don tras escucharlo cantar en la regadera.

No sin antes enfrentar una serie oposición por parte de su nueva familia política, Jerry finalmente logra convencer a Giancarlo de dejar grabarlo. Sin embargo hay un problema. Todo indica que Giancarlo es solamente capaz de cantar si está en la regadera.

La solución para grabar su demo y para su posterior vida artística: adaptar las obras que interprete de manera que pueda haber una regadera a la mitad del escenario. Algo así.

 

Pero esta no es la primera vez que vemos algo así. De hecho, esa premisa ya la vimos exactamente igual, con Pedro Picapiedra en el rol de Jerry/Woody y Pablo Mármol en el de Giancarlo/Fabio.

La referencia me la hizo notar Benjamin Salcedo, director de Rolling Stone México pocos días después del estreno de A Roma con Amor.

Aquí la escena en cuestión, que corresponde al 6º episodio de la 4ª temporada de la famosa caricatura, y llevaba como nombre The Flintstone Canaries.

 

Sin embargo, no solo ellos conjuraron esta premisa del artista con necesidades específicas para poder compartir su inigualable voz. En la temporada 19 de Los Simpsons, su segundo episodio lleva por nombre Homero de Sevilla. En este capítulo descubrimos que estando acostando, Homero es capaz de alcanzar notas que sólo unas cuantas voces en el mundo logran. Sólo hace falta que esté acostado cuando tenga que cantar. Ese capítulo lo pueden ver acá.

Aquí un adelanto que alguien grabó de manera muy casera.

Una curiosa semejanza entre Woody Allen, Los Picapiedra y Los Simpsons.

 

Un comentario:

  1. Algo similar pasa en la película El Baño (Shower Xizao), de Yang Zhang. El hermano menor se anima a cantar en público sólo cuando es rocíado por agua, emulando su regadera, único lugar en el que se animaba a cantar. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *